Emprende tu propio negocio en línea con un bajo presupuesto.

Iniciar un negocio puede ser el objetivo de cualquier emprendedor que desea tener independencia económica y libertad de manejar su propia empresa. Quizá tengas un limitado presupuesto al querer emprender tu propio negocio online, pero ese no debe ser motivo para que te desanimes. Es posible lograr esta meta, siempre que tengas una combinación de habilidades, conocimientos básicos de marketing y sobre todo una estrategia de trabajo bien planteada.

Seguramente existan emprendedores que pueden ser ejemplo de que el dinero no es el principal limitante al momento de en que decides emprender tu propio negocio online, lo que importa es el primer paso, ahora hay que trabajar para que te consolides y en un futuro, tú seas ese ejemplo a seguir.

No esperes que el dinero llegue a tus manos. ¡Búscalo!

Uno de los principales errores es mantener la esperanza de obtener dinero sin ningún tipo de esfuerzo. Crees que de la nada, te llegará dinero de algún inversionista o que el salario que obtienes de tu trabajo actual te va a servir para solventar todos los gastos de tu nuevo negocio online. Si esta es tu manera de pensar, pues estás en un completo error. Necesitas buscar obtener dinero que no solo provenga del salario que ocupas para cubrir tus necesidades básicas y que solventa completamente tu vida diaria.

Probablemente no tengas la oportunidad de conocer de inmediato a un inversionista que confié ciegamente en tu proyecto y le invierta capital, por lo que es momento de poner manos a la obra y comenzar a buscar tu propia inyección de capital.

¿Cómo lograr esto? ¡Haciendo algo!

No es una cosa sencilla, pero poco a poco comenzarás a ver resultados. Una idea es que comiences a vender tus servicios o productos de manera personal, de puerta en puerta o en ferias y exposiciones locales relacionadas.

Si tu trabajo te mantiene en un horario de oficina bastante limitado, entonces las redes sociales son el medio para comenzar a dar a conocer tu oferta. Crea una página de producto en Facebook que le puedas compartir a amigos, colegas y familiares.

Invierte sabiamente los recursos que tienes

No tener mucho capital no implica que no puedas comenzar a armar tu negocio online. Puedes ir haciéndolo poco a poco, antes de lanzar tú negocio online, para que no te gane el tiempo. Los siguientes elementos van a requerir tiempo y dinero, así comienza a prestarles atención con anticipación.

Diseño gráfico de marca

Necesita tener un logo que le de personalidad gráfica. Si tienes conocimiento de diseño gráfico, ya estás ahorrando dinero al trabajar tú mismo. Si por el contrario necesitas ayuda de un profesional, te recomendamos que antes de pagarle al primer diseñador que te encuentres, averigües las opciones “económicas” que tienes.

Nombre de la marca

Su importancia radica en que no solo estás buscando un nombre que le de voz a tu marca; realmente estás buscando palabras que lo posicionen en el mercado, que a través de una campaña de marketing logren atraer miradas y generar ventas.

No es tan grave si tu capacidad creativa está completamente alerta y dispuesta a crear un nombre memorable. Pero si debido a tu trabajo, preocupaciones y poco tiempo no puedes obtener el nombre ideal para tu marca, no te agobies. Pide ayuda a tus familiares y amigos cercanos para que te ayuden a generar ideas a través de algunas palabras, y con eso puedas obtener el nombre que tanto deseas mostrarle a tus clientes potenciales.

Comercializa tus servicios

Existe una gran variedad de opciones que puedes ofrecer, que no necesariamente requieren que inviertas gran cantidad de dinero y dependen mucho de los intereses que tengas y los conocimientos que puedas ofrecer al mercado.

Ofrecer la venta de servicios no te exenta de implementar estrategias de marketing o de tener un plan de branding. Tal y como lo requiere cualquier negocio, necesitas implementar acciones para que tus servicios sean llamativos y de interés para el público; el ahorro de capital está implícito en que no necesitas adquirir inventario que vender.

Mientras tanto puedes comenzar a pensar en qué eres bueno y qué conocimientos puedes ofrecer a un mercado, que de antemano si no los están demandando, consideras que los necesitas.

El tener un limitado presupuesto puede significar un obstáculo para cumplir la meta de tener tu propio negocio. La realidad es que depende de ti saber hasta qué punto es una limitante y en qué momento se convierte en una oportunidad de comenzar poco a poco a crear una marca, un negocio.

Recuerda que comenzar un negocio requiere pasión e ingenio para superar obstáculos predecibles. Disfruta el camino de emprender tu propio negocio online, aprende de tus errores y sobre todo, piensa que si hay emprendedores que admiras, quizá más adelante tú seas el ejemplo que otro necesita para tener éxito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *